Bread of Life Media Ministry

5 Razones del Rapto Misterioso de la Iglesia

rapture of the church

Introducción
¿Por qué hay un rapto de la iglesia en el plan de Dios para el fin de los tiempos? ¿Por qué los creyentes no pueden simplemente quedarse en la tierra soportando los 7 años de Tribulación hasta la segunda venida de Jesucristo? ¿Es necesario el rapto de la iglesia y qué propósito tiene?

En este post usted aprenderá las 5 Razones por las que un Rapto es necesario en el plan profético de Dios para las edades.

Para cumplir la Ley de Moisés
El evangelio del Reino debe ser predicado de nuevo
El tiempo de angustia de Jacob es para Israel
El derramamiento de la ira de Dios
Dios se vuelve a casar con su esposa divorciada, Israel.

Así que, entremos de lleno.

  1. El Rapto de la Iglesia requerido para cumplir la Ley de Moisés.

La profecía de las 70 semanas de Daniel.

Repasemos la profecía de las 70 semanas del capítulo 9 de Daniel a través del lente de la Ley Mosaica.

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin a los pecados, y expiar la iniquidad, y traer la justicia eterna, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santísimo”. – Dan 9:24 RVR

No estoy haciendo un estudio detallado sobre la profecía de las 70 semanas, eso es para otro post. Pero notemos algunos hechos obvios.

La duración de la profecía es de 70 semanas de años, no de días.
El foco de la profecía es el pueblo de Daniel, los judíos.
La ciudad santa de Daniel es Jerusalén, lo que hace que la profecía sea totalmente judía.
La profecía no concierne a los gentiles
La profecía fue dada a Daniel mientras estaba bajo la Ley de Moisés.
Los primeros 483 años, 69 semanas, de la profecía se cumplieron bajo la Ley de Moisés.
Para ser coherentes, la 70ª semana también debe cumplirse bajo la Ley de Moisés.
La Crucifixión de Jesucristo

La brecha entre las semanas 69 y 70 es digna de investigación.

“Y después de sesenta y dos semanas será cortado el Mesías, pero no por sí mismo; y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin [será] con diluvio, y hasta el fin de la guerra están determinadas las desolaciones.” – Dan 9:26 RVR

Jesús el Mesías fue “cortado” al ser crucificado en una cruz romana. En ese momento la Ley de Moisés fue eliminada y el nuevo testamento comenzó. Usted puede leer eso en Hebreos capítulo 9.

“Porque donde hay testamento, es necesario que haya muerte del testador. Porque el testamento es válido después de la muerte de los hombres; de otra manera, no es válido mientras viva el testador”. – Hebreos 9:16-17

Lea todo el capítulo de Hebreos 9. Proclama que el Nuevo Testamento en la sangre de Cristo comenzó en la cruz a la muerte de Cristo. Volviendo al capítulo 9 de Daniel. Jesús, el Mesías, fue cortado, crucificado después de la semana 69 por unos días poniendo así temporalmente a un lado la Ley de Moisés.

El Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento fue comisionado por la sangre de Cristo. Esto preparó el escenario para la dispensación de la Gracia como el apóstol Pablo la llama, que sigue su curso hasta el Rapto cuando la iglesia es removida de la tierra.

No es coincidencia que las 69 semanas (483 años) terminaran unos días antes del comienzo del Nuevo Pacto (Testamento), la dispensación de la Gracia.

La dispensación de la Gracia se cumple en el Rapto de la Iglesia. La última semana restante de la profecía de las 70 semanas comenzará entonces, la Tribulación de 7 años.

El Anticristo Venidero

“Y confirmará el pacto con muchos por una semana; y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda, y por la muchedumbre de las abominaciones hará desolación, hasta la consumación, y lo determinado será derramado sobre la desolación”. – Dan 9:27 RVR

Él, el Anticristo, confirmará un pacto o tratado con Israel y muchas naciones circundantes. Este pacto durará “una semana” o 7 años. Al comenzar la semana final, la Ley de Moisés debe ser reanudada. La Iglesia ha sido raptada, así que la dispensación de la gracia está completa. La Tribulación de 7 años ha comenzado y será completada bajo la Ley de Moisés.

Note en el verso 27 arriba que el Anticristo causará que el sacrificio cese. Él detendrá el sacrificio diario de animales en el Templo. La reconstrucción del Templo Judío es parte del pacto que él hace con Israel. La Ley de Moisés puede entonces ser reinstituida con el sacerdocio, el Templo y los sacrificios de animales.

La Ley de Moisés y la Iglesia

Usted puede comparar algunos aspectos del pacto de Moisés con la dispensación de la Gracia en la siguiente tabla.

El Pacto de Moisés vs La Iglesia

Creyentes bajo la Ley dada a Moisés vs Creyentes bajo la Gracia a través de Jesucristo.

La presencia de Dios en el Templo de Jerusalén. vs Los Creyentes son el Templo del Espíritu Santo.

Sacerdocio terrenal de hombres. vs No se necesitan Sacerdotes.

El Sumo Sacerdote intercede por el pueblo. vs Jesús, a la diestra de Dios, intercede por nosotros.

Sangre de animales ofrecida continuamente por el pecado. vs Sangre de Jesucristo ofrecida una vez por todos los pecados.

Estos dos pactos se excluyen mutuamente. La sangre de los animales o la sangre de Cristo; no pueden ser ambas. Por lo tanto, el Rapto debe preceder el restablecimiento del Templo, el sacerdocio y el sacrificio animal. Dios trata con la humanidad un pacto a la vez.

El pacto de Moisés y el nuevo pacto de Jesucristo no pueden estar en operación simultáneamente. Antes de que el pacto de Moisés pueda ser reinstituido, el pacto de gracia debe llegar a su fin. El Rapto cerrará el pacto de gracia cuando el cuerpo de Cristo sea arrebatado al cielo.

Después del Arrebatamiento de la Iglesia, Dios volverá una vez más Su atención completa al Judío y Jerusalén para completar la 70ª semana de la profecía de Daniel bajo la Ley de Moisés.

Conclusión

Dios necesita un Rapto para cerrar la era de la iglesia, la dispensación de la gracia, para que los 7 años finales de la profecía de Daniel puedan comenzar. Puesto que esta semana final es para el judío y Jerusalén tal como lo fueron las 69 semanas anteriores, debe cumplirse bajo la Ley de Moisés.

  1. El Evangelio del Reino y el Rapto de la Iglesia

Cuando Juan el Bautista vino a la escena y poco después, el Señor Jesús, ambos predicaron el mismo evangelio, el evangelio del reino.

” En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” – Mat 3:1-2 RVR

“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.” – Mat 4:23 RVR

Y de nuevo vemos a Jesús predicando el evangelio del reino en Mateo capítulo 9.

“Y recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.” – Mat 9:35 RVR

Predicado en la Tribulación.

Jesús hace una proclamación futura sobre el evangelio del reino, que será predicado en los últimos días, durante la Tribulación de 7 años en Mateo capítulo 24.

“Pero el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” – Mat 24:13-14 RVR

Jesús rechazado como Mesías.

Jesús predicó el evangelio del reino en Su ministerio temprano desde Mateo capítulo 4 hasta el capítulo 12. Pero en Mateo capítulo 12 Jesús es oficialmente rechazado por los gobernantes de Israel. El poder milagroso del Señor fue atribuido a Satanás. Eso fue un gran hito en la incredulidad de los judíos y el rechazo de Jesús como Mesías.

“Y todo el pueblo se asombraba, y decía: ¿No es éste el hijo de David? Mas los fariseos, oyéndolo, decían: Este no echa fuera los demonios, sino por Beelzebú, príncipe de los demonios”. – Mateo 12:23-24

Inmediatamente, en el capítulo 13 de Mateo, Jesús comienza a enseñar en parábolas. Los discípulos notan el cambio y le preguntan a Jesús por qué ahora habla en parábolas. Jesús dio una respuesta sorprendente.

“Y acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas en parábolas? Respondiendo él, les dijo: Porque a vosotros os es dado conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no les es dado. Porque al que tiene, se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Por eso les hablo por parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.” – Mat 13:10-13 RVR1995

El Evangelio del Reino en la Tribulación.

Debido a su rechazo de Jesús, ellos ya no serán capaces de entender la verdad espiritual ya que esta escondida en parábolas o acertijos. Solo aquellos con el Espíritu entenderán. No más predicación del “evangelio del reino”.

El “evangelio del reino” no se menciona de nuevo hasta el capítulo 24 de Mateo, el Discurso del Olivar. El marco de tiempo en el capítulo 24 de Mateo es la Tribulación de 7 años.

Despues de 2000 años de la era de la iglesia, el evangelio del reino es predicado una vez mas porque el reino esta finalmente “a la mano” otra vez.

Este evangelio del reino esta basado en el arrepentimiento y en continuar soportando las dificultades de la Tribulacion. Note que no hay mención de gracia, misericordia o la morada del Espíritu Santo. Para ser salvo se debe soportar la Tribulación sin la morada del Espíritu Santo.

Ministerio del Espíritu.

Durante los 7 años de Tribulación el Espíritu Santo funcionará como lo hizo en los días del Antiguo Testamento. El solo morara en ciertas personas por un tiempo limitado para completar una tarea especifica. La Iglesia no predica el evangelio del reino. Nosotros predicamos el evangelio de la Gracia de Dios.

Cada verdadero creyente en Jesucristo es llenado con y sellado por el Espíritu Santo. Son salvos y tienen vida eterna en el momento en que creen y confían en Jesús para el perdón de los pecados.

No es así con aquellos en la Tribulación que deben “perseverar hasta el fin serán salvos”. Durante la Tribulación de 7 años, si usted hace una profesión por Jesucristo y después toma la marca de la bestia, su profesión previa por Jesús es anulada.

Usted ha condenado su alma al lago de fuego al tomar la marca. Como puedes ver estos dos evangelios son bastante diferentes. De hecho, son incompatibles.

Conclusión.

Para que el Evangelio del Reino sea predicado una vez más durante la Tribulación de 7 años, el Evangelio de la gracia en Cristo debe llegar a su fin.

La predicación del Evangelio de Cristo llegará a su fin en el Rapto y entonces el Evangelio del Reino será “predicado en todo el mundo para testimonio a las naciones; y entonces vendrá el fin.”

  1. El Arrebatamiento de la Iglesia Antes de la Tribulación de 7 años

¿Es la tribulación de 7 años un período que pertenece o incluye a la Iglesia?

Note que el Rapto es siempre yuxtapuesto a la Tribulación. Pre-Trib, Mid-Trib, Post-Trib, y Pre-wrath todos sugieren el tiempo del Rapto en relación a la Tribulación.

Si podemos determinar el propósito de la Tribulación, eso nos ayudará a determinar su relación con el Rapto. Entonces, ¿cuál es el propósito de la Tribulación?

Para hacer esta determinación debemos mirar de nuevo a la profecía de las 70 semanas en el capítulo 9 de Daniel.

Profecía de las 70 semanas revisitada.

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, y traer la justicia eterna, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos”. – Dan 9:24 RVR

Hay seis promesas enumeradas que deben cumplirse antes del final de la semana final, la Tribulación de 7 años.

“terminar la transgresión” – rechazo de los judíos a Jesús como su Mesías.
“fin de los pecados” – poner fin al pecado destruyendo a los pecadores y salvando a un remanente de judíos.
“hacer reconciliación por la iniquidad” – Jesús mismo redimirá a los judíos de vuelta a Dios.
“traerá la justicia eterna” – Establecerá Su reino aquí en la tierra.
“sellar la visión y la profecía” – completar las profecías del fin de los tiempos.
“ungir el Lugar Santísimo” – ungir al Rey de Reyes y Señor de Señores en Jerusalén.

Usted ve en el verso 24 que el enfoque de la semana 70, la Tribulación, es el Judío y Jerusalén. Las seis promesas de esta profecía no fueron cumplidas en las primeras 69 semanas (483 años) así que deben ser completadas en la última semana, la Tribulación.

Uno de los propósitos principales de la Tribulación es cumplir finalmente estas seis declaraciones proféticas. Esta profecía fue dada a los judíos, es enteramente judía y se cumplirá con los judíos y Jerusalén.

¿Cómo cumplirá el Señor estas promesas?
Él trae el “Día del Señor”
“Aullad, porque el día de Jehová [está] cerca; vendrá como destrucción del Todopoderoso”. – Isaías 13:6

“¡Ay del día! porque el día de Jehová [está] cerca, y como destrucción del Todopoderoso vendrá”. – Joel 1:15

El Dios del Antiguo Testamento es frecuentemente visto como un Dios de ira porque tuvo que recurrir a la ira y al juicio para llevar a los judíos a un lugar de arrepentimiento.

En la Tribulación Él necesitará hacer eso una vez más para poner a Israel de rodillas para que ellos clamen al Señor por ayuda.

“Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor. Mateo 23:39

“Cuando estés en tribulación, y te sobrevengan todas estas cosas, [aun] en los postreros días, si te volvieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz, (porque Jehová tu Dios [es] Dios misericordioso;) no te desamparará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto de tus padres que les juró.” – Deut 4:30-31

Como puede ver claramente, el periodo de la Tribulación es cuando Dios trata con los Judíos y Jerusalén una vez más. Durante este tiempo Dios no trata específicamente con los gentiles. Dios ha estado tratando con los gentiles por los pasados 2000 años a través de la Iglesia, el cuerpo de Cristo.

Dios debe una vez más usar la ira como lo hizo en el pasado para llevar a Israel al lugar del arrepentimiento para que se vuelvan de nuevo a Él y clamen por ayuda.

Tiempo de angustia para Jacob.
“¡Ay! porque aquel día es grande, tanto que no hay otro semejante a él; es el tiempo de la angustia de Jacob; pero de ella será salvo”. – Jer 30:7 RVR

La Tribulación es “un tiempo de angustia para Jacob” – el nombre de Jacob fue cambiado por Dios a Israel. Este periodo es un tiempo de angustia para Israel, no para la Iglesia. Esto debe ser una referencia a la Tribulación como Jeremías declara “ese día es grande, de tal manera que ninguno es como él”.

Jesús también dijo:

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”. – Mat 24:21 RVR

Sólo hay un período de gran tribulación que vendrá sobre la tierra. Lo llamamos la Tribulación de 7 años. La última mitad es la Gran Tribulación, que es el período más cataclísmico jamás visto.

Conclusión
La Tribulación es un período de siete años que trata específicamente con el Judío y Jerusalén para ser completado bajo la Ley de Moisés aunque afecta a todo el planeta.

Dios usará la gran calamidad y destrucción del Día del Señor para forzar a Israel al arrepentimiento tal como lo hizo en los tiempos del AT.

Es un tiempo de angustia para Israel; la verdadera Iglesia no está invitada.

Para cumplir Daniel 9:24 Israel finalmente creerá que Jesús es su Mesías y lo aceptará como Salvador. Este propósito ya se ha cumplido en la verdadera Iglesia de Jesucristo.

La Tribulación es acerca de redimir a Israel y juzgar el sistema del Anticristo y un mundo que rechaza a Cristo. La verdadera Iglesia no está en ninguna de las dos categorías.

  1. La Ira de Dios

“He aquí que viene el día de Jehová, cruel con ira y con furor de ira, para asolar la tierra, y destruirá de ella a sus pecadores. … Por tanto, yo haré temblar los cielos, y la tierra se removerá de su lugar, en la ira de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira. Isaías 13:9, 13

“Aquel día [es] día de ira, día de angustia y de aflicción, día de ruina y de desolación, día de tinieblas y de oscuridad, día de nubes y de densas tinieblas”, Zep 1:15 RVR1995.

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; y el que no cree en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él”. Juan 3:36 RVR1995

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;” Rom 1:18 RVG

No hay ira para los justos.

“Mucho más, pues, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.” Rom 5:9 RV

“Y esperar de los cielos a su Hijo, a quien resucitó de los muertos, [a] Jesús, el cual nos libró de la ira venidera.” 1 Tesalonicenses 1:10

“Porque Dios no nos ha destinado para la ira, sino para alcanzar la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,” 1 Tom 5:9 RVR1995.

La ira no viene, ni nunca vendrá sobre los verdaderos creyentes en Jesucristo. Cuando nos desviamos, el Espíritu Santo nos convencerá de pecado y nos guiará de vuelta al camino de la voluntad de Dios para nuestra vida. Pero la iglesia, el cuerpo de Cristo nunca estará sujeto a la ira de Dios.

Cuando Jesús regrese en Su segunda venida al final de la Tribulación de 7 años, en la Batalla de Armagedón, Él entregará personalmente la ira de Dios a Sus enemigos. Isaías da una cuenta asombrosa.

“¿Quién es éste que viene de Edom, con vestidos teñidos de Bosra? ¿Éste que es glorioso en su ropa, viajando en la grandeza de su fuerza? Yo, que hablo con justicia, poderoso para salvar. ¿Por qué te has teñido de rojo, y tus vestidos son como los del que pisa el vino? Isa 63:1-2 RVR1995

“Yo solo pisé el lagar, y del pueblo no hubo nadie conmigo; porque yo los hollaré con mi furor, y los pisotearé con mi ira; y su sangre será rociada sobre mis vestidos, y mancharé toda mi ropa. Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado.” Isa 63:3-4 RVR

La venganza y la ira son del Señor. Los malvados y los impíos son sus destinatarios. El cuerpo de Cristo está exento de la ira de Dios. Pero Satanás y sus malvados secuaces descargan su ira y odio contra los cristianos. Esto debemos soportarlo mientras estemos aquí en el planeta tierra. Pero nuestra salida viene pronto.

¿Cuándo comienza la ira de Dios?

Algunos afirman que la ira de Dios comienza unos cinco años después de los 7 años de la Tribulación. Pero, ¿qué dice la Biblia? Veamos el capítulo 6 de Apocalipsis, los juicios de los 7 sellos.

“Y los reyes de la tierra, y los grandes, y los ricos, y los capitanes, y los valientes… se escondieron en las cavernas y en las peñas de los montes, y dijeron a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la faz del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero: Porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? [Ap 6:15-17 RVR].

Como puede leer, la ira de Dios comienza con los juicios de los 7 sellos en Apocalipsis capítulo 6, no más tarde en la Tribulación.

El propósito de la Tribulación de 7 años

Dios trabajará específicamente con el Judío y Jerusalén para completar la Tribulación de siete años bajo la Ley de Moisés. Dios usara Su ira para atraer a los judios de regreso a El.

El propósito de la ira es llevarlos a arrodillarse en arrepentimiento.

Dios derrama Su ira sobre un mundo que rechaza a Cristo para purgar al pecador. Esto tampoco se aplica a la verdadera iglesia de Jesucristo.

Dios trabajará específicamente con el Judío y Jerusalén para completar la Tribulación de siete años bajo la Ley de Moisés. Dios usara Su ira para atraer a los judios de regreso a El
El propósito de la ira es llevarlos a arrodillarse en arrepentimiento.
Dios derrama Su ira sobre un mundo que rechaza a Cristo para purgar al pecador. Esto tampoco se aplica a la verdadera Iglesia de Jesucristo.
¿Qué significa esto para la verdadera Iglesia?

La verdadera iglesia está reconciliada con Dios a través de nuestro Señor Jesucristo. Cualquier ira debida a nosotros como pecadores fue pagada por Jesús en la cruz.

La verdadera iglesia de Dios no estara sujeta a la ira de Dios ya que estamos bajo la gracia.
Seremos Arrebatados antes del comienzo de la Tribulación de 7 años, un Arrebatamiento pre-tribulacional.

Sin embargo, la iglesia apóstata, la iglesia ramera, la iglesia rebelde no irá en el Rapto. Ellos irán a través de la Tribulación de 7 años ya que no son salvos sino simplemente jugando a la iglesia.

  1. Dios se vuelve a casar con su esposa divorciada, Israel

Israel es la esposa de Dios.

“Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado”. Isaías 54:5 RVR1995

“He aquí vienen días, dice Jehová, en que haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá: No según el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; el cual rompieron, siendo yo su esposo, dice Jehová.

Dios se divorcia de Israel a causa de la idolatría.

“Y vi que cuando por todas las causas en que adulteró la rebelde Israel la había repudiado, y le había dado carta de divorcio, su traidora hermana Judá no temió, sino que fue y fornicó también.” Jer 3:8

Después del juicio, Dios restaura a Israel.

“Porque Jehová te ha llamado como a mujer abandonada y triste de espíritu, y como a esposa de juventud, cuando fuiste rechazada, dice tu Dios. Por un pequeño momento te he abandonado; pero con grandes misericordias te recogeré. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré piedad de ti, dice Jehová tu Redentor.” Isa 54:6-8 RVR1995

La Iglesia NO es la Novia, sino el Cuerpo.

“Vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros en particular”. – 1Co 12:27 RV

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo:” – Ef 4:11-12 RV95

La iglesia es el cuerpo de Cristo, no la novia.

Israel es una esposa divorciada adúltera que es restaurada en los últimos días y vuelta a casar con el Señor.

Las Bodas del Cordero (con su esposa).

“Y oí como la voz de una gran multitud, y como la voz de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: Aleluya; porque el Señor Dios omnipotente reina. Alegrémonos y regocijémonos, y démosle honor; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. [Rev 19:6-7 RVR]

En la actualidad, Israel sigue divorciado de Dios. El verdadero remanente de Israel es protegido por Dios durante la Tribulación de 7 años. Este remanente entrará en el reino en la segunda venida de Jesús y se volverá a casar con el Señor en las bodas del Cordero.

Eso es retratado en la parábola de las 10 vírgenes que representan a Israel, no a la iglesia. Por favor vea mi video en Youtube para una explicación detallada de la parábola.

Juan el Bautista menciona a la novia y al novio.

“El que tiene la novia es el novio; pero el amigo del novio, que está en pie y le oye, se goza grandemente por la voz del novio; por tanto, este mi gozo se ha cumplido.” – Juan 3:29 RVR1995

El novio en el pasaje anterior es Jesucristo. La única novia que existía en el tiempo en que esto fue dicho era Israel.

Conclusión.

La verdadera Iglesia es el Cuerpo de Cristo. Israel es la esposa y la novia de Cristo que se reunirá después de la segunda venida al final de la Tribulación de 7 años.

Pensamientos finales:
La Tribulación de 7 años debe cumplirse bajo la Ley de Moisés.
El evangelio del reino es predicado durante la Tribulación.
Es un tiempo de la Ira de Dios.
La Tribulación es para los Judíos y el mundo que rechaza a Cristo.
La Iglesia e Israel son dos entidades distintas que no deben confundirse.
El Rapto de la Iglesia logrará lo de abajo y más.

La dispensación de la gracia debe cerrarse antes de que la Tribulación pueda comenzar.
El Evangelio de la gracia también debe ser completado para que el evangelio del reino pueda ser predicado de nuevo.
La Iglesia debe ser removida para que Dios regrese Su atención a Israel y cumpla las profecías del fin de los tiempos.
Maranatha, ven pronto Señor Jesús.

Por favor, comparta este post con su comunidad.

Dios le bendiga,

Paul Felter

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Dr. Paul Felter

Dr. Paul Felter

Author and Bible teacher for over 40 years. Living the good life in Houston, Texas. Rightly Dividing the word of God as commanded by our apostle Paul in 2nd Timothy 2:15 - "Study to shew thyself approved unto God, a workman that needeth not to be ashamed, rightly dividing the word of truth." If you are not rightly dividing the 'word then you are robbing yourself of God's blessings and favor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *